INFUSIÓN SANADORA

INFUSIONES, TISANAS Y TÉ

Existen muchos métodos para preparar plantas medicinales y aromáticas. Infusiones, tisanas y té, en la mayoría de los casos se refieren a la misma forma de extracción de las plantas a través de su infusión en agua fría o caliente.

Infusión

Para preparar una infusión sumerges la planta o la mezcla de hierbas o té en agua caliente entre 70 y 95 grados. La dejas el tiempo indicado (de 3 a 5 minutos). Es ideal para extraer las propiedades de hojas, flores, y algunas frutas. Calcula más o menos una cucharadita por taza.

Infusión Fría

Algunas propiedades medicinales de las plantas se pierden con el calor del agua. Se puede preparar una infusión en agua fría usando el doble de hierbas y dejándola de la noche a la mañana sumergida en agua fría o al clima. También es ideal para preparar y refrescar en climas cálidos.

Infusión Viva

A veces las propiedades que necesitamos de las plantas están en su savia. Una infusión viva se prepara a partir de la savia y las partes de la planta fresca. Se cosecha la planta al atardecer, ideal en luna llena para que haya mayor cantidad de savia en hojas y ramas. Se cosechan hojas y ramas dependiendo de la planta. Con piedra sobre piedra (puede ser en un mortero liso) se chanca o macera con amor. Una vez los jugos salgan se ponen en un bowl, se juagan con agua caliente las piedras sobre la planta y se cubre de agua hirviendo. Se deja así enfriar y luego se cuela y se le añade agua al clima. Se va tomando esta infusión a lo largo de máximo 3 días.

Tisanas es otro nombre que se le dan comercialmente a las Infusiones. Suelen ser Mezclas Botánicas listas para infusionar, en muchas casos empacadas en bolsitas individuales.

El , como lo hemos visto anteriormente, es la infusión de una planta que se llama Camellia Sinensis que al pasar por un proceso específico de transformación se convierte en té blaco, té verde, té negro, oolong o tés oscuros o post-fermentados. Sin embargo, comúnmente a veces hablamos de té de menta o de de manzanilla cuando es una infusión o tisana de la planta.

Antes de cualquier preparación ten en cuenta:

 

  • Siempre preparar todo con agua filtrada.
  • Usa recipientes de vidrio, porcelana, cerámica y coladores en acero inoxidable.
  • Trabaja con plantas que sepas de dónde vienen y cómo han sido cultivadas, escoge procesos de agricultura orgánica y ecológica
  • Si vas a usar plantas frescas necesitas mayor cantidad que secas.
  • Las plantas secas tienen todo en mayor concentración.
  • Nuestra elección casi siempre es usar las plantas lo más enteras posible.

Cuando hacemos preparaciones con plantas aromáticas o medicinales nos  comunicamos con ellas para liberar, extraer, activar sus virtudes.

Recuerda explorar tu relación con las plantas desde la consciencia, el amor, y el trabajo responsable con la tierra, honrando siempre tu Cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *